Trucos para la óptima conservación de alfombras

El arreglo de alfombras en Vizcaya es imprescindible para garantizar la óptima conservación de cualquier clase de moqueta. Estos elementos decorativos ayudan a definir los espacios aportando una dosis de confort y calidez incuestionables.

Sin embargo, con el paso de los años, el uso y el paso del tiempo inciden directamente en el deterioro de una alfombra, haciendo necesario el arreglo de alfombras en Vizcaya. Por esa razón, existen varios trucos para alargar la vida de cualquier alfombra, estora, moqueta o felpudo.

Por un lado, el uso es el elemento que más influye en el desgaste de una alfombra. El hecho de pasar por encima de ellas una cantidad considerable de veces al día provoca que su color pierda luminosidad e intensidad, que se generen polvo y manchas o que se deshilachen.

Un truco para que los colores brillantes no pierdan su brillantez es aplicar una dosis de sal cada 15 días. Se esparce por toda la superficie de la alfombra y se deja actuar durante 60 minutos. A continuación, la sal se retira con un aspirador.

En ese sentido, se pueden utilizar, además, otros productos naturales alternativos a la sal muy eficaces, como el zumo de limón o el vinagre, ambos mezclados con agua templada y jabón.

Por su parte, las manchas también hacen que la alfombras tengan un peor aspecto. Para eliminar las manchas más recientes, es recomendable usar un cepillo con agua tibia y amoníaco o bicarbonato sódico. A continuación, se debe secar con una toalla seca y limpia, sin frotar. Si el lamparón está incrustado, se puede eliminar con una esponja y mezclando dos cucharadas de detergente con tres de vinagre y una taza de agua caliente.

Desde Taller de Alfombras consideramos que la conservación de las alfombras es clave. Ponte en contacto con nosotros y prueba la calidad de nuestros servicios gracias al asesoramiento de nuestro experimentado equipo de profesionales.

Las ventajas de contar con alfombras en tu hogar

El arreglo de alfombras en Bilbao es muy habitual en todos los hogares que cuentan con estos elementos como parte de su decoración. Pero, aunque están presentes en la mayoría de casas del país, hay personas a las que no les gustan tanto y son más reticentes a su colocación.

Sin embargo, contar con alfombras confiere múltiples y muy numerosas ventajas. La principal es la que mejor podrás percibir a simple vista: una mayor y mejor protección del suelo. Esta es especialmente útil en los casos en que este está compuesto de materiales más delicados. Así, es muy frecuente ver que cuentan con ella las viviendas en las que lucen maderas nobles o parqué. Asimismo, ayudarán a reducir el ruido tanto en tu propia casa como en la de los vecinos de abajo.

También te servirán para dar calidez a tu hogar. Una buena pieza logrará esta función desde un doble punto de vista. Del modo más práctico, por la comodidad y el confort de pisar sobre una superficie mullida y suave. Desde el más visual, al conseguir un aspecto ordenado, dado a que equilibran el ambiente, especialmente en zonas más pequeñas. Para que todo esto se cumple, es conveniente que las limpies periódicamente y, en caso de deterioro visible, contar con un servicio de arreglo de alfombras en Bilbao.

Conviene destacar, pese a lo expuesto, que no todo lo relativo a las alfombras es ventajoso. Su mantenimiento es complicado y atrapan muchísimo polvo. Por ello deberás ventilar las estancias en las que se encuentren, pero teniendo cuidado, pues la incidencia del sol sobre ellas puede contribuir a que se rebaje notablemente su color.

Si cuentas con alfombras en tu vivienda, visita Taller de Alfombras. Somos expertos en su cuidado y podemos ayudarte a llevar a cabo el mantenimiento y las frecuentes limpiezas que necesitan para lucir siempre como el primer día.

Los problemas más habituales con el alfombrado

Tener una alfombra bonita, visible y perfecta requiere ciertos cuidados. Los profesionales en la reparación de alfombras en Bilbao conocen los principales motivos por los que un elemento de este tipo necesita arreglos. Se producen roturas o desperfectos y los tejidos son víctima de humedades o suciedad.

Hay que acudir a reparar la alfombra en cuanto se perciba la necesidad, puesto que los rotos suelen ir a más.

La mayoría de los profesionales de reparación de alfombras en Bilbao son trabajadores con una amplia cualificación, que saben dar salida a cualquier trabajo que se les presente. Pero, ¿cuáles son los motivos para llevar una alfombra o moqueta al taller?

Una de las principales razones son las quemaduras. Cuando ocurren, se suele producir un agujero o mancha. En la mayoría de los casos, se hace necesaria una reparación y, probablemente, será preciso reemplazar el área con un nuevo pedazo de alfombra.

Las pelusas, muy habituales en las moquetas y alfombras, pueden aparecer cuando existan fibras que se encuentran pegadas a los bordes. El problema viene con su exceso. En ese caso, debe intervenir un profesional para eliminarlas y dejar la superficie del tejido con la suavidad y homogeneidad que tenía cuando era nuevo.

Por otro lado, el contacto prolongado con áreas de algunos muebles, como patas de mesa o esquinas de armarios, puede deformar o dejar marca en la alfombra. Esta vez, el profesional encargado de repararla puede rociar agua de seltz o usar limpiadores de espuma seca.

Las efusiones son otro de los problemas más importantes. Las fibras llegan a la superficie de las alfombras. No son defectos de fabricación, sino problemas normales. En este caso, el paso de una gran aspiradora especializada por la zona afectada puede corregir el problema.

Desde Taller de Alfombras reparamos todo tipo de alfombras. ¿Tienes alguno de estos problemas? Contacta con nosotros y les daremos solución.

La alfombra: tejida por el tiempo

Si deseas conocer la verdadera razón por la que apostar por el arreglo de alfombras en Bilbao, aquí te la contamos: en la pintura, la literatura, el cine, incluso la música, la alfombra ha sido y seguirá siendo protagonista principal de muchas historias, un objeto de lo más doméstico, casi entrañable, dotado de propiedades mágicas.

Tan solo habría que leer en el gran libro de la historia del arte para comprobarlo: desde la alfombra voladora de Las Mil y una Noches hasta la del grupo de rock Cream, pasando por la alfombra roja de Hollywood o la no menos conocida alfombra de los Premios Goya del cine español. Todo un elenco de alfombras principales tejidas con el hilo de la palabra que nos recrean un mito en torno a un objeto mágico e inolvidable.

Respecto a su origen, recordamos cómo en la antigüedad las alfombras venían de distintos países, principalmente de Turquía. Su uso era variado: como cortinajes, manteles decorativos o para días de celebraciones especiales. En cuanto a su utilidad como elemento del hogar, las alfombras persas se introdujeron en Europa hacia el siglo VXII, principalmente como cubierta para suelos. Esencialmente domésticas, siempre serán parte del embellecimiento, comodidad y cuidado del hogar, como hacen las empresas de arreglo de alfombras en Bilbao.

Se conoce la antigüedad de las alfombras gracias la alfombra Pazyryk o alfombra Gorno-Altái. Fue confeccionada hace 2400 años y su sistema de nudos simétricos de alta densidad es único. Esta pieza representa, en un precioso fondo en color carmesí, una simetría de 30 cuadros dorados en el centro, de explicación floral. Quizás dicha teoría pueda ir más allá, ya que la disposición dinámica alrededor de guerreros a caballo habla de un origen nómada y nos evoca a pensar que estuviese dedicada al calendario.

En Taller de Alfombras dedicamos nuestro tiempo en hacer de tu alfombra ese objeto mágico.

Alfombras de verano

Puede que después del invierno tu alfombra favorita haya sufrido algún desperfecto y el verano puede ser el momento ideal par realizar un arreglo de alfombras en Bilbao. Pero no por ello debemos dejar de lado en esta cálida temporada un elemento que no deja de ser decorativo. Las alfombras se pueden usar en verano siempre y cuando sepamos elegirlas.

Por norma general, relacionamos las alfombras con el otoño, el invierno y el frío. Y es cierto que con una buena alfombra ayudas a tu hogar a ser más cálido y por otra parte le das un aire nuevo, ya que son grandes decoradoras de espacios y una de las tendencias de este 2019. Por ello, no tenemos motivo para dejar de lado las alfombras en verano, ya que pueden seguir ayudándonos con la decoración, pero vamos a ver qué características debe tener una alfombra para ser usada cuando hace calor.

Lo más importante a la hora de elegir una alfombra en verano es su material. Deben estar hechas con fibras naturales porque estas son más transpirables, de manera que siguen aportando comodidad y personalidad en el lugar en el que estén y, además, no dan más calor. Así podemos dar también un respiro a nuestras alfombras de invierno y, en caso de ser necesario, llevarlas a un taller de arreglo de alfombras en Bilbao.

Los principales materiales para alfombras en verano son el sisal, el yute y el cáñamo, cada uno con diferentes cualidades. El sisal es la fibra más utilizada por su resistencia y flexibilidad, ideal para zonas de tránsito. El yute es suave, pero no muy resistente, por lo que el mejor lugar es el dormitorio. Y, por último, el cáñamo, suave y agradable al tacto además de resistente, común en salones.

Para el cuidado de tus alfombras no dudes en contar con nuestro Taller de Alfombras.

Ventajas de usar alfombras

Cuando podemos contar con las opciones del arreglo de alfombras en Bilbao nos encontramos más seguros. Si se ha caído un poco de café y la ha manchado, o incluso si se ha partido por algún lado, es un alivio no tener que renunciar a nada. Seguirás disfrutando de tu alfombra en perfecto estado.

Lo tradicional y manual del arreglo de alfombras en Bilbao hace que todo siga conservando su esencia. Un trabajo cuidadoso y específico para cada tejido y material hace que perdure en perfecto estado.

Son muchos los ámbitos en los que las alfombras se hacen necesarias. Por ello queremos ofrecerte una serie de ventajas relacionadas con su uso:

  • – Llena de vida tu hogar. La amplia variedad de estilos hace que le des un toque personal al salón. Ese espacio será mucho más acogedor.
  • – Es un elemento muy asequible económicamente. Los materiales utilizados no son excesivamente caros, por lo que su adquisición tampoco lo resulta.
  • – La limpieza. Aunque pueda resultar contradictorio, el polvo suele acumularse en este tipo de materiales. Pero con una simple pasada de aspiradora habrás conseguido deshacerte de toda la suciedad.
  • – Aumentan el nivel de seguridad. Si tienes pequeños en casa son algo altamente recomendables. En caso de caídas, el impacto en una alfombra reducirá considerablemente el dolor causado.
  • – Son unas buenas aliadas del invierno. Actúan como aislantes térmicos. Observarás que en los países fríos, allá donde vayas, hay una alfombra. Aportan mucha calidez.
  • – Absorben todo tipo de ruidos. Al igual que con el frío, sirven de aislante acústico. El ambiente que dejan es de relajación y te permitirán disfrutar de una sensación de bienestar.
  • – Su colocación es muy sencilla. No lleva más de un minuto su distribución. Si te cansas, podrás moverlas a otro sitio cómodamente.

No renuncies a tu alfombra favorita, en Taller de Alfombras la trataremos con sumo cuidado.